Paro: Jóvenes y Veteranos (Joaquín Leguina)


Joaquín Leguina, que por cierto ha publicado un nuevo libro –Historia de un despropósito -, hace un par de semanas publicó un post titulado Paro: Jovenes y Veteranos  en el que analiza los datos de la EPA del último trimestre del 2013 y llega a una conclusión posiblemente políticamente incorrecta:

La realidad es que no son los jóvenes sino los veteranos (46-65 años) quienes peor lo están pasando. Veámoslo a la luz de los datos de la última EPA:

 

En el último trimestre de 2013 había en España en torno a 12 millones de españoles en  edades maduras (45-65 años). De ellos, 6,2 millones estaban ocupados y 1.675.000 estaban en paro. Parados que al inicio de la crisis (4º trimestre de 2007) eran tan sólo 372.800, es decir, que el número de los desempleados de esas edades se ha multiplicado por 4,5.

 

Por otra parte, el 75% de esos desocupados “maduros” (el 32% de ellos llevaba en paro más de tres años) tenía menos de 55 años y casi el 70% no tenía estudios o sólo había cursado la educación obligatoria.

 

En octubre del 2009, yo tuve la desgracia de perder mi puesto  de trabajo con 49 años, me costó más de dos años encontrar un nuevo puesto de trabajo, eso sí con una fuerte reducción salarial. Y no soy uno de ese 70% solo con educación obligatoria. Soy ADE con un master en Dirección financiera y hablo tres idiomas.

El paronama para aquellos que pierden su puesto de trabajo en la edad madura (46-65 años) es desolador. No hay ningún tipo de incentivo a las empresas para contratar a trabajadores que están en esta franja de edad y las empresas por su parte prefieren contratar gente joven, los cuales pueden ser formados y preparados para una “carrera larga” dentro de la empresa.

Recuerdo que en una de las ofertas de trabajo (entre muchas) a las que opté, tanto mi experiencia profesional como mi preparación académica encajaban perfectamente en el perfil del puesto de trabajo que se estaba ofertando. Pase las dos primeras fases del proceso de selección y en la tercera (la primera con un representante de la empresa) me dijeron que posiblemente era el mejor de los candidatos, pero que sin embargo “era demasiado viejo, que buscaban a alguien más joven”.

 

Sólo me queda darle gracias al alma caritativa que tuvo a bien contratarme hace año y medio

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s