Redención de Penas – Hay que cambiar la ley


Es curiosa la reacción de políticos y y medios de comunicación ante la próxima liberación de De Juana Chaos, y la posible manipulación del expediente con el cual ha conseguido redimir  la pena a la que fue condenado.

 Independientemente de que haya o no manipulado y/o falsificado su expediente académico, la verdad es que con nuestro actual sistema legal los delincuentes salen a la calle cumpliendo un parte ridícula de la pena a la que fueron sentenciados.

Un pequeño ejemplo.

Supongamos un asesino en serie que tras matar a 10 personas es detenido por la policia y condenado por un juez a 400 años de carcel.

La ley establece una pena  máxima de 30 años de cárcel, por lo cual, en principio solo va a estar en la cárcel 30 años de los 400 a los que fue condenado.

Pero, si el reo se apunta a una serie de programas de rehabilitación (como por ejemplo inscribirse en la UNED – aunque no es necesario que apruebe) ve su pena reducida a la mitad.  Ya estamos en 15 años.

Y si a lo anterior, sumamos que por buen comportamiento, un reo puede obtener permisos carcelarios al cumplir 3/4 partes de su pena, resulta que nuestro asesino en serie, saldría de la cárcel con permiso, a los 11 años y 3 meses de haber ingresado.

Es decir, es sentenciado a 400 años de cárcel, de los cuales solo va a cumplir 15 y además a partir de los 11 años y 3 meses va a poder obtener permisos de fines de semana.

Lo que hay que hacer es cambiar la ley, si un delincuente es condenado a 400 años de cárcel que cumpla efectivamente los 400 años, y que los programas de redencion de penas sean revisados de tal forma que solo puedan obtener las ventajas correspondientes aquellos que efectivamente estén rehabilitados y no sigan representando un riesgo para la sociedad.

ACTUALIZACIÓN 30-VII -2008

César Alonso de los Ríos en ABC

Los culpables de la libertad de De Juana Chaos han sido los gobiernos -todos los gobiernos- que han creído en un sistema penal que permite que el autor de 25 crímenes, condenado a 3.000 años, salga de la cárcel a los 18 años. ¿Tiene razón la víctima de De Juana cuando declaraba ayer a este periódico que un etarra no se echa atrás por una condena de 20 años? En todo caso, si hubiéramos contado con la cadena perpetua ahora tendríamos la satisfacción que da la aplicación de la justicia proporcionada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s