La religión del Progre


Es el altar un poyo o una mesa;
el santo cáliz, una copa rara
que se ha pimplado el cura por la cara,
y el incensario es “la cosa esa”.

En aquella cabina se confiesa;
el báculo es un palo, o una vara;
es un sombrero absurdo la tiara,
y la mujer del Papa es la Papesa.

Es un collar de perlas el rosario;
el códice, una Biblia, ¡pero enorme!;
la misa, sólo un mitin sin sustancia.

En fin, que en la sesera del sectario
y detrás del agnóstico uniforme,
sólo se alberga, hueca, la ignorancia.

Fray Josepho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s