Mukhtar Mai



Os voy a contar la historia de Mukhtar Mai.

Mukhtar Mai era la hija de un pobre agricultor pakistaní que vive en una paupérrima aldea en el interior de Pakistán. Mukhtar Mai no sabe leer. En su aldea no había escuela, y aunque la hubiera habido, no hubiera podido asistir a clase por que era niña. Mukhtar Mai se casó hace siete años aunque todavía no tiene hijos.

Una tarde del mes de junio del 2002, Mukhtar Mai recibió la orden de su padre de prepararse para ir a casa de sus vecinos, la familia Mastoi, a pedir perdón por el comportamiento de su hermano.

Es habitual en el mundo musulmán que sean las mujeres las que pidan perdón públicamente en nombre de su familia por el comportamiento inadecuado de miembros varones. Es una costumbre ancestral. La aceptación de las disculpas ha solucionado y sigue solucionando muchos conflictos en estas aldeas olvidadas de Pakistán.

Mukhtar Mai salió esa tarde de la casa paterna en compañía de su padre, su tío y un amigo de la familia. Cuando se acercaban a la casa de los Mastoi, pudieron oír las voces ansiosas de más de 150 hombres que estaban alrededor de la casa.

Shakoor, el hermano de Mukhtar Mai de 12 años, fue acusado de haber violado ese mismo día a una hija de la familia Mastoi de 25 años.

De acuerdo con la información que recibieron del representante de la corte local (formada por el Mulah de la aldea, un miembro de la familia Mastoi y una tercera persona que no tuviera nada que ver con ninguna de las dos familias), la corte había decidido que la familia de Mukhtar Mai pidiera públicamente perdón a la familia Mastoi por el comportamiento de Shakoor y que al mismo tiempo el Patriarca de la familia Mastoi aceptara esas disculpas y abandonara cualquier reclamación posterior de venganza.

Mukhtar Mai, vestida con un chal y con un Corán en las manos, dio los últimos pasos en solitario, se presentó delante del patriarca de los Mastoi (Faiz Mohammed Mastoi) y como signo de humildad abrió su chal, recitó un verso del Corán y con las dos manos en el Corán y manteniendo la cabeza inclinada dijo:

“Si mi hermano Shakoor ha cometido una injusticia, yo pido perdón en su lugar”

Faiz Mohammed Mastoi, escucho en silencio, y cuando Mukhtar Mai terminó de pedir disculpas, agitando la cabeza dijo:

“Haced con ella lo que os plazca”

Mukhtar Mai fue llevada al establo donde en presencia de su padre, su tío y los 150 varones de la aldea fue violada repetidamente por cuatro miembros de la familia Mastoi.

El representante de la Corte Local les había mentido. Los tres miembros de la Corte habían decidido por unanimidad que para restañar el daño causado, un miembro femenino de la familia Mai debía ser violado públicamente por miembros de la familia Mostoi.

El padre de Mukhtar Mai no dio parte a la policía ni llamó a un médico para atender las heridas de su hija. Mukhtar Mai sabia que se esperaba de una mujer en estas circunstancias. Se esperaba que cometiera suicidio para así lavar el honor de la familia.

No suicidándose, permitió que ONG´s que operan en la zona tuvieran conocimiento del caso, y ahora Mukhtar mai se ha convertido en un símbolo de la lucha de los derechos de la mujer en el mundo musulman.

Evidentemente, está amenazada de muerte por los integristas islámicos y tiene que vivir protegida por la policía.

Toda la historia de Mukhtar Mai aquí

Gracias a Carmen

Anuncios

2 comentarios en “Mukhtar Mai

  1. Hal hyablar del “mundo musulmán” ¿haces referencia a que esta mujer fue violada por alguna tradición o ley musulmana? Si es así, lee el artículo de referencia que citas, infórmate un poco y sabrás que esa brutalidad fue cometida siguiendo costumbres tribales ancestrales, no una ley o costumbre musulmana. No soy musulman, y pienso que el Islam (al igual que el cristianismo) devalua y degrada a la mujer. Pero esto, al igual que la ablación del clítiris, son costumbres mucho más antiguas y bárbaras que el Islam, y precisamente el Islam ha hecho bastante por abolirlas. El Islam tiene sus barbaridades, pero no son estas. A cada uno lo suyo.

  2. También te recomendaría que leyeses el articulo referenciado.

    Ahí puedes observar que fue una corte local formada por el Mulah, el padre de la primera mujer violada y una tercera persona “independiente”.

    Y lo que se aplicó fue la Sharía Islámica.

    La costumbre ancestral a la que haces referencia es que una mujer de la familia “ofensora” pidiera perdón públicamente y estas disculpas fueran aceptadas por el cabeza de familia de la “ofendida”.

    Y de ninguna manera es costumbre que se repare el daño de una violación con otra.

    De hecho, el Mulah y el cabeza de familia que dictaron esa sentencia fueron condenados en primera instancia a la pena de muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s